Introspecciones Lúdicas (I): La frustración del no jugar y sus ¿alternativas?

No soy jugón mas ya lo quisiera; vivo en un rincón aislado de un país recóndico, y exótico quizás para muchos; eso sí soy aficionado a los juegos de tablero, tanto así que parece que soy el único en una ciudad de 120 mil y pico habitantes. Resulta que Chile es un país rico en muchas cosas, pero pobre en diversidad, lo que provoca que todo aquello que no cuenta para el cálculo del IPC resulta caro, oneroso y prefigurado para las élites sociales. No me quejo demasiado ya que gracias a Dios no soy pobre y en realidad poseo una calidad de vida, si bien no lujosa, por lo menos bastante acomodada, seguramente producto de la formación que mis padres me dieron basada en la humildad y la honestidad, de la estabilidad que proporciona la mejor profesión del mundo y seguramente del hecho que no suelo gastar más de lo que tengo y cuando lo hago procuro que tampoco sea más de lo que llegaré a tener en los plazos correspondientes. Debería en tanto ser feliz, tengo una esposa maravillosa y una hija pequeña que dan ganas de comérsela (figurativamente, claro está), además viene ahora un varón en camino.

Pero resulta que soy un puto jugón frustrado, quiero jugar y no puedo, no porque no pueda tener juegos; aunque aquí la oferta de ellos es más bien limitada, igual he logrado hacerme de una ludoteca “digna” (25 títulos y una expansión), pero el asunto es que no hay con quien hacerlo (jugar), mi mujer no basta y tampoco es muy jugona que digamos, de hecho, cuando le menciono la posibilidad de echar una partidita de “Carcassonne”, por ejemplo, rápidamente me cambia el tema o se va a lavar los platos…

En fin, para satisfacer ese vacío en mi alma me he vuelto “creador de juegos”, a tal punto que de momento he abandonado mis aspiraciones literarias (que de algún modo me apuntalaron en este mundillo) y actualmente dedico casi todo mi tiempo “personal” a la ludotecnia o por lo menos a ponerme “parches de nicotina lúdica” en forma de podcasts, foros, blogs o lo que pille. Pero no resulta suficiente y muchas veces aquello provoca aún más frustración; la falta de feedback es como un frío puñal para el “creador” aficionado y sin nada publicado.

Respecto a la publicación, últimamente me he estado carteando con una persona a la cual he otorgado figura de “amigo lúdico”, lo cual seguramente no procede pues nunca he jugado con él y ni siquiera lo conozco personalmente, sin embargo me parece una muy buena y desinteresada persona. Aunque por motivos de reserva no mencionaré su nombre, públicamente o por lo menos a nivel de ciberespacio es el titular de la entidad de creación lúdica “Creadores de Bestias”, persona quizás polémica para algunos, pero que por lo menos a mi consideración merece mucho respeto y admiración; aparte de conocer en forma bastante detallada los aspectos más “fríos” de la publicación (oferta, demanda, público objetivo, lobby, trabajo de edición y sus actores, etc.), es un creador gráfico bastante talentoso, que en cierto punto me ha abierto los ojos hacia aspectos que antes ni siquiera consideraba, sobre todo respecto a la manera de cómo enfrentar el ciclo inspiration to publication e interpretar al mundillo que se gesta y bate a su alrededor. En cierto modo le debo bastante de mi desarrollo como creador y aunque mi posición respecto al tema no es tan radical como la suya, actualmente he de decir que la charla con él se ha trasladado de lo instructivo e ilustrativo al tú a tú.

En nuestras últimas conversaciones, el tema a girado alrededor de lo poco propicias que están las condiciones del mercado actualmente para el despunte de un creador novel en la escena lúdica contemporánea… con el fantasma de la crisis económica las editoriales aseguran sus ventas a través del establishment, dejando muy poca oportunidad a la novedad y el riesgo que trae asociada; en fin, mal momento para el innovador. Quizás sea un poco ver el vaso medio vacío y hasta habría que sacar lustre al bronce de aquellas palabras como que en las crisis aparecen las grandes oportunidades o esa otra de que lo importante es no ver problemas sino visualizar oportunidades, todo aquello sobre el emprendimiento y muy al tenor del Harvard Bussines Review y del Management Leaders, pero en verdad las condiciones se presentan muy adversas, sobre todo estando tan apartado del escenario físico en donde se asan estas castañas. Mi determinación al respecto va entonces por seguir “creando” a ritmo pausado y sin volverse loco, tengo ganas de presentar mi nuevo proyecto “Black Harvest” y/o un rediseño de mi caballo de batalla “Nantucket” a los concursos de Ludopolis y Europa Ludi (Granollers-Boulogne), además me parece que Asylum Games y Homolúdicos aún ofrecen algún espacio u oportunidad (o siquiera algún interés) a lo nuevo. Ya veremos qué resulta de todo esto.

5 thoughts on “Introspecciones Lúdicas (I): La frustración del no jugar y sus ¿alternativas?

  1. Hola:
    Actualmente tengo el “Nantucket” en calidad de descatalogado y dentro de lo que me permite el escaso tiempo disponible y otros proyectos en carpeta, lo estoy re-maquetando, ya que la versión original (beta) resultó un monstruo carísimo de fabricar; entre otras cosas el tablero es enorme.
    Sin embargo, por el interés demostrado, te remito el link con el Nantucket (ver. beta) completo; allí podrás encontrar el tablero maquetado en PDF y también la lámina JPG completa.

    Un saludo.

    • Hola evmillas, gracias por pasarte por el blog. Lamentablemente la situación de los juegos de mesa en nuestro continente es prácticamente lamentable, pero de a poco se comienza a avistar un poco de luz al final del túnel… por lo menos aquí en Chile (o mejor dicho en Santiago) se ha generado desde hace algún tiempo alguna actividad (en términos bastante humildes, claro está). Ahora, no conozco la realidad específica de Venezuela al respecto, pero al ser un país (bastante) más redondo que Chile (me refiero geográficamente, que no me meto en otros aspectos), pienso que podría haber más “reunión” y posibilidades de juntarse con otros jugones.

      ¿Te has apuntado en la BSK?, si no lo has hecho, creo que ya tardas, a mis dos compañeros de afición (red_fcampos y Emilio_FK) los conocí en esos foros.

      Ahora, si tienes iPad, te recomiendo la App de Carcassonne que es una excelente adaptación del juego de mesa, que te permite jugar en solitario con un sistema bastante desafiante, o contra inteligencias artificiales de distintos niveles y comportamientos, o en vivo con otros jugadores, o también on-line contra jugadores de todo el mundo; además tiene ya varias expansiones disponibles.

      Ánimo y a no desfallecer.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s