Tomassini visita el Bar Santoro (Santiago del Nuevo Extremo)

Los que me siguen sabrán que mis actividades como jugón, normalmente se reducen a jugar muy ocasionalmente con mi mujer a juegos sencillos o aún más ocasionalmente con algún invitado incauto; todo lo anterior sin considerar mis partidas contra robots en el iPad.

Sin embargo ayer, aprovechándo que estoy estudiando en la Capital del Reino de Chile, conseguí quedar con Felipe Campos del blog El Meeple Chileno, para echarnos alguna partida en el Bar Santoro, un sitio bastante agradable donde varios jugones chilenos se juntan a jugar después del trabajo los días de semana (normalmente los miércoles y jueves, según pude averiguar).

Ya que había acompañado a mi mujer a inscribirse en un curso de verano por allí cerca, le propuse que me acompañara y al final fuimos los dos. Cuando llegamos, en la mesa de Felipe estaban terminando una partida del “O Jogo do Poder”, una versión brasilera del Cartel, del cual alcancé a entender poco y nada, salvo que trataba sobre comercio armamentista y “mercadeo negro”; sin embargo, por los comentarios parecía un juego divertido.

Una vez que terminaron, nos invitaron cordialmente a unirnos a la próxima partida, las alternativas eran el Bang!, Carson City, Escape: the curse of the temple y algún otro que ahora no recuerdo. Como no quería causar inconvenientes ni molestias, preferí que jugáramos a algo que fuese sencillo de explicar y jugar, por lo que la decisión finalmente se decantó por el Bang!, el cual fue proporcionado por el mismísimo titular del portal de juegos en internet (chileno): juegosdemesa.cl

Se trataba de un ejemplar nuevo, que hubo que desembolsar y destroquelar. En el intertanto, el dependiente del bar, me servía la “Hamburguesa de la Casa” italiana con Coca-Cola que había pedido y a mi mujer unas deliciosas quesadillas.

En la mesa nos encontrábamos Nicolás, Omar, Andrés, Felipe, mi mujer y yo. Omar fue el encargado de explicar el juego y en breve ya estábamos todos al tanto para comenzar la partida (bueno, en realidad no todos, porque mi mujer acostumbra comprender los juegos sobre la partida).

Al repartirse los roles, me tocó ser un “forajido”. Para colmo de males, a mi mujer le tocó el “sheriff”, con lo que supe que esa noche nada me podría salir bien; pero luego de jugar con un perfil muy bajo durante casi toda la partida, decidí que ya debía parar mi cobardía y asumir mi destino, así que me aproveché que Nicolás prácticamente hizo bolsa al “sheriff” para finalmente darle el tiro de gracia. Afortunadamente mi mujer se lo tomó con humor.

Bueno, terminada la partida desecha la amistad, dicen y cada quien decidió que ya era hora de regresar a sus respectivos hogares. Todos fueron muy amables al despedirse y le prometí a Felipe que volveríamos a juntarnos en una nueva oportunidad, amén que quiero volver a por unas birras artesanales que ofrecen allí en Santoro, que se ven de lo mejor.

2 thoughts on “Tomassini visita el Bar Santoro (Santiago del Nuevo Extremo)

  1. Muy buena memoria Tomas, yo aun no me aprendo el nombre de todos, las cervezas son bien buenas la verdad en el Santoro.

    Tengo planeado asistir el miercoles 8 con mi esposa para que nos reunamos nuevamente, llevare Alhambra para que le eches un vistazo, Jaipur y creo que Agricola sino Caylus.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s