Inspiratio: clásicos, franquicias, geografía & culturas

Últimamente he estado bastante enrrollado en el tema de la inspiración, no porque me falte (de hecho, en este mismo momento sólo le pido a Dios que no me ilumine con este don durante algún tiempo), sino como tema en si mismo. El hecho es que me molestan bastante aquellos juegos absurdos hechos para satisfacer una necesidad mediática de merchandising sobre temas de moda, principalmente a pito de estrenos de películas, vídeo juegos y/o series televisivas, que no escatiman en explotar los bolsillos de aquellos con mentes más volubles o menos informados. Obviamente no digo que todos los juegos adaptados o inspirados en franquicias hechas para otras plataformas sean malos, pero de que los hay, los hay.

Toda esta divagación me ha surgido porque en la BSK me han preguntado por qué en mi proyecto “Nantucket” no he incluido dentro de las embarcaciones al “Pequod”. No queriendo ser un pesado, no voy a hablar más sobre este asunto en particular (quien quiera saber más puede hacer clic aquí).

De lo anterior habría que decir que existen (entre muchos otros) juegos que adaptan una obra intelectual a una obra lúdica a través de mecánicas y componentes, y otros juegos que sencillamente se inspiran en dichas obras. Muchas veces las “adaptaciones” tienen un caracter oficial y en tal sentido están muy ligadas (iba a decir “encadenadas”) al guión y a los lineamientos del editor y del autor de la obra original, en cambio, un juego meramente inspirado es mucho más libre en ese sentido, pero suele estar restringido tanto en aspectos de copyrights, como en medios económicos para su producción. Cada quien es libre de elegir cuál tipo de juego le gusta más e incluso tampoco es necesario plantearse semejante juicio, ambos tipos tienen buenos y malos exponentes, pero yo, como diseñador amateur, me inclino más por la mera inspiración.

En el tenor de lo anterior y para aquellos diseñadores que hablan sobre lo esquiva que es la inspiración, es posible hacer mención de que existen innumerables obras y franquicias que aún no se han explotado desde la arista lúdica, ya sea para ser adaptadas o como fuentes de inspiración (o que sí lo han sido, pero de manera mediocre o poco actual); por ejemplo creo que se podría hacer un gran juego para jugadores en solitario sobre el “Ulises” de Joyce, o juegos de aventuras SCIFI basados en obras de Julio Verne (“La vuelta al mundo en 80 días” ya está cogido, pero “Viaje al centro de la Tierra”, “20.000 leguas de viaje submarino”, “De la Tierra a la Luna”, etc)… en realidad, los clásicos pueden ser una gran fuente de inspiración, muchas veces poco hollada, pero que pueden tener gran éxito porque todos las conocen (o deberían). Un alisciente extra son aquellas mayores de 100 años luego de la muerte de su autor, que han pasado a constituir parte del patrimonio cultural de la humanidad y que por lo tanto están libres de derechos de autor.

Los “clásicos” pueden ser una muy buena fuente de inspiración, pero deben considerarse ciertos cuidados.

Sin embargo hay que considerar muy seriamente lo que es el tacto, el tino y el criterio al momento de basarse en la obra intelectual, sobre todo para el caso de las adaptaciones, ya que en ocasiones puede ser imposible retratar la genialidad de un autor consagrado sobre un burdo tablero: digo, es posible hacer un juego en plan chorra de un caballero andante medio chiflado que se lance a la carga contra molinos de viento, pero de ahí a llamar a aquel juego “Las Aventuras del Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha” o pretender que sea “la adaptación” lúdica de la novela de Cervantes, me parecería ofensivo y poco atinado.

Ahora, desde el punto de vista de las franquicias y desde el otro lado del ring, me llama profundamente la atención, el cómo las marcas no aprovechan mejor el tema de los juegos de mesa para crear o apoyar su publicidad tanto en el público especializado como en el general, de un modo similar a lo que ha hecho Märklin con el “Ticket to Ride”. Aunque recientemente he visto un juego para niños de John Deere (el fabricante de tractores y maquinaria agrícola), no me explico como el Uwe Rosenberg no se ha asociado con estos tipos para sacar un “Agricola” moderno llamado “Agricola, John Deere Edition”. Lo mismo con algún juego sobre la extracción y producción del café (o el mismo “Viva Java”) con edición auspiciada por Starbucks o por Juan Valdés; Carbonel podría auspiciar a un diseñador para sacar uno sobre la producción del aceite de oliva y así tantos otros. Yo mismo tengo en carpeta un juego de vinos inspirado en un mosto de producción chilena llamado Casillero del Diablo, cuya historia proporciona rivetes muy interesantes para ser plasmados en un juego.

“Ticket to Ride Märklin” es un buen ejemplo de una marca prestigiosa que apoya y a la vez se sirve de un juego de mesa

Otra fuente de inspiración muy interesante suele ser aquella que proporcionan ciertos enclaves geográficos y/o las culturas y civilizaciones que los habitaron.

Al respecto, esta misma mañana leía en Cubo Magazine que Inka y Markus Brand iban a sacar un juego inspirado en el colorido y tradicional barrio “La Boca” ubicado en Buenos Aires, capital de la República Argentina y ciudad por la cual siento un profundo cariño (aún siendo chileno, jajaja), ya que fue allí donde pasé mi luna de miel.

El juego de marras, que será editado próximamente por la casa alemana Kosmos. Por lo que se ve en la imagen, parece que va de stacks

Bueno, el asunto es que la noticia me hizo recordar un antiguo hilo de la BSK sobre juegos de ciudades y cuán conocidos eran éstos en aquellas localidades que los inspiraron… recuerdo que alguien había puesto que en la ciudad de Carcassonne apenas había visto una tienda de souvenires en la cual tenían una copia del juego como mera curiosidad, y me pregunto: ¿Sabrá alguien en Argentina (no jugón, por supuesto) que va salir un juego sobre uno de sus barrios más turísticos y pintorescos, para aprovechar/apoyar dicha veta? ¿Acaso sabe alguien en Chile que existe un renombrado juego inspirado/localizado en una de nuestras más icónicas “postales”, como lo es el juego “Giants”? Me respondo sólo: yo mismo tengo en carpeta un proyecto para hacer un eurogame centrado en el solariego pueblo costero de Amalfi en Italia (cuyo nombre, por supuesto, será “Amalfi”) ¿Pondría al ayuntamiento de dicha comunidad en conocimiento de que preparo un juego sobre ellos mismos para conseguir algún tipo de apoyo?, probablemente no lo haré, porque creo saber qué tipo de respuesta encontraría, una muy amable negativa… y si lo hiciera Reiner Knizia o incluso un autor italiano consagrado, como Francesco Nepitello u otro… igual creo que correrían suerte parecida, al igual que con las marcas, en general no hay interés.

No obstante sigo pensando que los sitios geográficos son interesantes para diseñar juegos basados/inspirados en ellos mismos, su historia o quienes los habitan/habitaron.

Ya para ir cerrando, creo que inspiración hay para rato, sólo hay que saber donde encontrarla, una pasada rápida por el buscador de la BGG servirá para corroborar si el tema ya está cogido y de qué manera en los casos positivos.

Saludos.

Finalmente un bonus track: vuestro servidor y su mujer disfrutando del porteño barrio "La Boca", durante su luna de miel (enero de 2008)

Finalmente un bonus track: vuestro servidor y su mujer disfrutando del porteño barrio “La Boca”, durante su luna de miel (enero de 2008)

4 thoughts on “Inspiratio: clásicos, franquicias, geografía & culturas

  1. Buen articulo 🙂 . Yo he echo varios juegos “sobre un tema” y te puedo asegurar que el reto es importante, pero mi manera de diseñar es empezar por un tema 🙂 .y lo encuentro básico
    http://gamesandco.wordpress.com/2011/11/03/disenar-un-juego-i/

    No es tan fácil que una empresa vea más alla de una “anecdota”, hacer o sponsorizar un juego, creo que seria tan raro como ver la pelicula “tal”, o el libro “cual” patrocinado por aquella marca o esa ciudad. Aunque si que hay juegos más “infantiles” o de merchandaising editados, pero seguro que no veran el “olimpo de la BGG” 🙂 … y quizas no le importa “un pepino” a nadie 🙂
    http://gamesandco.wordpress.com/2012/05/09/ahora-que-vi-institucionesempresas/

    Los ejemplos de ciudades como Carcassonne son claros, pero aun hay “mucha cancha para jugar”. Quizas el esfuerzo por parte de los editores importantes “no paga el gasto”, a menos que sea Alemania 🙂
    http://www.boardgamegeek.com/boardgame/38749/catan-geographies-germany
    o utilizar los lugares más como inspiración de titulares o para “pegar el tema”…

    Por cierto si que hay un juego sobre 20.000 leguas de viaje submarino.
    http://www.boardgamegeek.com/boardgame/58396/20000-mijlen-onder-zee
    o el Capitan Nemo 🙂
    http://www.boardgamegeek.com/boardgame/39232/nemos-war

    Un saludo y felicidades por el blog.

    ACV 8)

    PS: muy “guapos” estais en el la foto 🙂

  2. Sin lugar a dudas un tema muy interesante, hace no mucho recuerdo leer un hilo en la BSK (juraria que iniciado por ti) sobre el asunto de las marcas y los juegos de mesa de como no aprovechan ese elemento y probablemente se debe a la nula difusion de nuestra aficion, si bien es cierto que este mundo se ha ampliado seguimos siendo invisibles para la masa y mientras eso pase a ningun empresario le interesa poner sus pesos en nuestros juegos.

    En el caso de Marklin se trata de una induistria que no esta muy lejos de los eurogames probablemente por eso a ellos les es rentable la union con TtR.

  3. Muchas gracias por vuestras amables respuestas.
    Sí, el tema de la inspiración otorga tela infinita para cortar, por principio de cuentas trata de aquello mismo y me asombra ver todos los derroteros que puede tomar.
    Un amigo mío, warhammero caótico e ingeniero militar politécnico siempre anda tratando de convencerme acerca de replantear mi decisión sobre postular para el Estado Mayor y que mejor sería que me hiciera ingeniero; hasta el punto de ser algo cargante (pesado) en ese aspecto. Dice que mi creatividad no debería ser desperdiciada y que la ingeniería es el camino correcto para desarrollarla.
    Lo que él no entiende es que la creatividad tiene muchas manifestaciones y que la mía yo la percibo más “intuitiva/artística” que “científica/técnica”… No soy de aquellos que calculan posibilidades y estadísticas para resolver cúantos counters incluir o cuántas casillas implementar, sencillamente establezco cantidades y recursos que por algún motivo me parecen razonables y luego se liman a base del ensayo y error.

    Saludos y que las musas nunca nos abandonen.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s