BELVEDERE, notas de diseño

belvedere_boxcover

Desde hace ya algún tiempo tenía en mente ocupar este nombre (Belvedere) para llevar adelante algún proyecto lúdico; independientemente de su significado, me parece un término muy bello (de hecho, literalmente significa “bella vista”), cuya simple mención evoca a la fantasía y no pasa inadvertida ni deja indiferente.

La palabra belvedere la conocí durante el verano del 2002-2003, cuando leí “El Espejo Mágico de Escher”, un libro de Bruno Ernst, el cual recoge varias de las obras más destacadas de Maurits Cornelis Escher, al tiempo que relata su vida ligada al arte, el diseño y la ilustración. Allí precisamente aparece la litografía que acompaña este juego y que siempre me había llamado poderosamente la atención (incluso antes de relacionarla con su autor).

En un principio, la idea era hacer un juego cuya mecánica reflejara uno de los aspectos más importantes de la obra de Escher, que por lo menos desde mi punto de vista, es la creación de imágenes que si bien en el plano resultan armoniosas y (técnicamente) plausibles; al proyectarlas hacia la dimensión espacial, pierden su equilibrio y se convierten en “imposibles”.

En virtud a lo anterior, el juego estaría basado en Relativity, una de las obras más conocidas de Escher, la cual muestra un intrincado laberinto de escaleras, puertas y ventanas, recorrido por un conjunto de monigotes un tanto inanimados, quienes lo hacen en todas las direcciones posibles, incluso de cabeza, sin que pareciera que fuesen afectados por las leyes de la física.

Relativity (1953)

Sin embargo y luego de pensarlo algunos días, la idea nunca llegó a madurar en una mecánica bien definida, y por lo tanto, el proyecto pasó a “cajón” por un largo período.

No fue hace más de dos noches atrás (desde el momento en que escribo estas líneas), que se me encendió el foco cuando compartía una agradable noche lúdica con mi mujer, dos amigos y la mujer de uno de ellos. El asunto es que Felipe nos enseñaba el “Love Letter”, un entretenidísimo y sencillo juego de cartas, diseñado por Seiji Kanai, y de pronto surgió el tema de las variadas fan-version del juego que pueden encontrarse en internet y mencioné lo divertida que quedaría una de ellas con el tema latin-lover. En ese momento sólo hubo alguna risa y como a mi esposa le gustó el juego, me pidió que confeccionara uno para tenerlo. Luego, de vuelta a casa, ya no pude quitarme de la cabeza el tema del re-diseño hasta quedarme dormido… No sé en qué momento relacioné el juego de cartas de Kanai con la idea del Belvedere.

Lo cierto es que a la mañana siguiente ya tenía la idea en la cabeza y sólo faltaba implementarla. Debía ser un juego sencillo, con pocas cartas y con la misma mecánica de mantener una sola carta en la mano, y en cada turno robar una carta y descartar alguna de ambas. Las cartas debían enseñar tanto escaleras hacia la izquierda y hacia la derecha y un monigote representando si acaso subía o bajaba y también en que plano, al derecho o al revés (de cabeza). La idea era ir jugando aquellas cartas e ir tratando de escalar niveles a fin de alcanzar, en la parte más alta, el consabido belvedere.

Aún pareciendo un concepto bastante interesante, las restricciones que me había autoimpuesto para el juego terminaron por plantearme un problema que no fui capaz de resolver, en el sentido que cada vez que encontraba una solución, ésta iba por el derrotero de complejizar las mecánicas u aumentar los componentes involucrados en ellas.

Para despejarme un poco, me puse a revisar imágenes de la obra de Escher, para encontrar alguna inspiración. Al poco llegué a la litografía a la que hace honor el juego, y con bastante frustración, decidí que me limitaría a re-diseñar el juego de Kanai, con los personajes de la imagen… Ahí fue cuando caí en cuenta que aquellos eran precisamente ocho, al igual que los ocho del juego.

En ese momento percibí que algo más se podría hacer. La verdad es que me gustan los juegos sencillos, pero para diseñar prefiero que no lo sean tanto (por lo menos no en el grado exagerado de “Love Letter”), por lo cual decidí que agregaría un minitablero y modificaría el sistema de puntuación, cuya versión original me había parecido sumamente pobre.

No costó demasiado esfuerzo relacionar a los personajes de “Belvedere” (la obra de Escher) con los del “Love Letter”, y con mi muy libre interpretación de la litografía de marras, ya tenía bastante armado el escenario para el juego.

Aparte del sistema de puntuación, aquel lector que conozca bien las cartas del juego original, podrá notar que también he hecho algunas modificaciones, las cuales pienso que podrían dotar al juego de nuevas alternativas y reveses inesperados.

En resumen, el juego sigue constando de 4 rondas en las cuales los jugadores se suceden en turnos, sin embargo, al terminar cada ronda, no sólo el jugador que retenga la carta más alta gana (un contador, como en el juego original), sino que todos puntúan de acuerdo a la carta con la cual han jugado, situando un marcador en el mini-tablero, sobre la ubicación del personaje con el cual quedaron en la mano. En cada ronda sucede lo mismo, con la excepción de que no es posible puntuar en algún personaje sobre el cual un mismo jugador ya haya puntuado en una ronda anterior. Al final de la partida se suman los puntos indicados por cada contador y aquel jugador que tenga el total más alto, gana la partida.

Por supuesto también he re-diseñado las cartas, y como todo “creador” que se precie, he añadido ciertas modificaciones:

(1)el-condenado

“El Condenado” reemplaza la carta de “Guardia” y además incluye a “La Prometida” (la “Princesa”) dentro de las cartas que el jugador no puede mencionar.

(2)el-loco

“El Loco” sustituye a la carta de el “Clérigo”, pero no añade más cambios

(3)la-cortesana

“La Cortesana” reemplaza al “Barón” en cuanto a su puntaje, pero aplica el efecto atribuido a la “Doncella”

(4)el-cortesano

“El Cortesano” reemplaza a la carta de la “Doncella” en cuanto a puntaje, pero surte el efecto atribuido al “Barón”

(5)el-duque

“El Duque” sustituye a la carta del “Príncipe”, pero no añade más cambios

(6)el-asesino

“El Asesino” reemplaza la carta del “Rey” y no añade más cambios

(7)el-bufón

La carta de “El Bufón” sustituye a la “Condesa”

(8)la-prometida

“La Prometida” sustituye a la carta de la “Princesa”

El mini-tablero tiene la misma medida que cuatro cartas juntas, por lo que se puede doblar en 4 y guardarse cómodamente con el conjunto, lo mismo que las cartas de resumen.

El mini-tablero donde se lleva la puntuación. Para ello pueden utilizarse cualquier tipo de counters de colores. Yo lo hago con los cubos del "Genial"

El mini-tablero donde se lleva la puntuación. Para ello pueden utilizarse cualquier tipo de counters de colores. Yo lo hago con los cubos del “Genial”

Si el juego os interesa, se puede descargar el PnP haciendo clic en los siguientes vículos:

BELVEDERE – Reglamento

BELVEDERE – Componentes (anverso)

BELVEDERE – Componentes (reverso)

Espero sinceramente que disfrutéis juganto este juego, tanto como yo he disfrutado re-diseñándolo.

 

———(EDITO)———

 

Los enlaces anteriores se encuentran rotos debido ha que el juego ha sufrido modificaciones. Puedes descargar la edición definitiva (PnP y PrinterStudio) siguiendo ESTE ENLACE

19 thoughts on “BELVEDERE, notas de diseño

  1. Pingback: Diario de WKR » #357: Belvedere

  2. Pingback: Belvedere – Juego de Mesa | AERES

  3. Maravilloso. Espero probar como funciona con tus cambios.
    Tan sólo un pequeño pero: los bordes redondeados del negro de las cartas, o lo cortas haciendo la forma o queda extraño.

    • Hola Fran, gracias por el comentario.

      Como son sólo 20 cartas, pensé que no sería inconveniente hacer los recortes necesarios, además las hice en formato 8,9×5,7 cm para que se ajusten a las fundas FFG #3.

      Si llegas a probarlo me dices qué tal te fue, saludos.

  4. Me gusta el rediseño y casi todos los cambios, eso si creo que el pequeño ajuste que realizaste en la carta Nº1 hace muy poderosa a la carta Nº 8 ya que el jugador que la posea perdera solo si le juegan la carta Nº 5 y como son solo 2 en el juego tiene apenas un 16,6% de posibilidades de perder.

    • Hola, Felipe, gracias por el comentario, pero no había tenido ocasión de responderte; que bueno que te haya gustado, porque en realidad le puse ganas al asunto.

      Con respecto al tema de las probabilidades, y como ya lo hemos conversado con Emilio, el asunto se nivela con la regla que impide a un jugador puntuar dos veces con la misma carta/personaje.

      En todo caso gracias igual por el apunte y por la matemáticas, es el problema del diseño “por intuición”.

  5. Con fecha 6 de febrero de 2013, he actualizado todos los vínculos de descarga a la versión 2.0 del juego, por lo que las imágenes aquí mostradas presentan variaciones con respecto a la versión final.

  6. Yo ya soy fan. 😉 El Bufón hace referencia al Conde, que asumo que es el Duque.
    Y creo que debería indicar en la carta que debe ser retenido. Es verdad que se hace raro para dos jugadores, a veces tienes una mano que sabes que no vas a puntuar, o a repetir una puntuación (el Cortesano, principalmente), pero el sistema de puntuación le da mucha vida. un gran trabajo. Congratulations!

    • Hola Elegbara, que gusto que te haya gustado el re-diseño y las modificaciones a las reglas originales.
      Me parece que no tienes la última versión del juego (la cual viene en esta entrada), en la cual están corregidos los detalles que mencionas y alguna que otra cosilla, revísalo y si quieres luego me lo comentas… en todo caso creía haber actualizado todos los vínculos de descarga que había regado por la red, así que si te lo has descargado en fecha posterior a la entrada del vínculo anterior, te ruego que me digas de dónde lo hiciste para corregir lo necesario.

      Muchas gracias por las congratulations y saludos.

      • Ah!, he ahí el problema. Aunque esos vínculos ya deberían estar rotos. Si te fijas, todos esos problemas ya han sido subsanados en la versión actual del juego, y sí, es una lástima tenerlos impresos, pero una vez que ya conoces las cartas, es prácticamente lo mismo.

        Saludos.

  7. Pingback: “Belvedere” (edición definitiva) liberado en PnP & PrinterStudio | Tomassini on the Wind Games

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s