Tiki-Tonga playtesting: 1er. Encuentro

Aprovechando mi viaje a Santiago, por motivos laborales, me encontré con el compañero besekero y amigo personal, Emilio_FK, para jugar alguna partidilla de algo, conversar sobre las últimas novedades y para hacer el 1er. playtesteo del Tiki-Tonga, proyecto que me ha tenido bastante emocionado últimamente.

Aunque las mecánicas del juego funcionaron como tenía previsto y al menos en esa primera partida no surgieron problemas de incongruencias, debo reconocer que la “sensación en boca” no fue lo que yo esperaba, o mejor dicho, lo que espero del juego; sin embargo, para ser la primera oportunidad, me parece que el aparato quedó bastante bien parado, teniendo en cuenta que ni Emilio ni yo somos muy candorosos que digamos en estas cuestiones y tratamos de ser lo más objetivos que se puede.

Bueno, la partida fue sólo a dos, lo cual es un aspecto importante para mis objetivos con este juego, aunque también me importa mucho que su escalabilidad hasta 6 jugadores sea la óptima, pero para el caso, me pareció que los turnos no ofrecían demasiadas opciones… o tal vez no era eso, sino que las verdaderas opciones y sensaciones del juego se desarrollan cuando la ronda se encuentra al final, siendo muchos de los primeros turnos nada más que un trámite necesario para darle continuidad al juego. Los aspectos débiles y observaciones que logramos detectar fueron los siguientes:

  • Resulta realmente difícil adivinar el color y la máscara de otros jugadores con las jugadas normales de robar y descartarse o aún aquellas de jugar cartas sobre la mesa; aquello tal vez es atribuible a la falta de experiencia en el juego y sus posibilidades… El verdadero conocimiento de dichos antecedentes fueron resultado de una apresurada (por mi parte) revelación de mis cartas secretas, para poder conseguir fichas tonga y, al final de la partida, el hecho que pude descubrir una de las cartas secretas de Emilio, jugando una de estas mismas fichas.
  • Emilio jugó mucho mejor que yo sus posibilidades y no reveló sus cartas secretas nunca, lo que incidió que al final de la ronda consiguiera más puntos que yo, ya que él sabía qué cartas me servían, logrando “puteármelas” (ya que yo sí había decidido revelar mis cartas secretas para canjear fichas tiki). Sin embargo me quedó una sensación de injusticia, porque igual “pseudo-gané” yo, ya que lo superé en la puntuación gracias al puntaje, en mi opinión demasiado alto, asignado a las fichas tonga no jugadas.
  • Lo anterior me hace, una vez más, cuestionar el real valor y aporte al juego de las fichas en los términos que están planteados para su uso y obtención; por lo cual he pensado modificar esos aspectos, implementando alguna mecánica que permita acceder a dichas fichas sin tener que sacrificar, de buenas a primeras, las cartas secretas. Además, habría que reducir la variedad de efectos de estas fichas (12 efectos diferentes para un total de 12 fichas), dejando sólo aquellos efectos más relevantes y que éstos puedan tener una mayor frecuencia, de modo de permitir que los jugadores tengan mayor oportunidad de conseguir “ese efecto que están buscando” y con ello, lograr que sea más interesante acceder a estas fichas.
  • El valor en puntos de victoria de las fichas tonga no utilizadas será, en adelante, de sólo 1 pto. por ficha.
  • También intentaré reemplazar los textos de las fichas tonga por íconos convenidos.
  • La ronda de juego que echamos duró aproximadamente 12 minutos; teniendo en cuenta que en los términos actuales una partida con el máximo de jugadores (6) podría llevar hasta 13 rondas, se estima que el juego podría llegar a alargarse demasiado para la “sensación de juego” que se pretende, por lo que la condición de término de la partida y de victoria será cambiada “al jugador cuya sumatoria de puntos en tres rondas de juego, sea la más alta”.
  • Con lo anterior, quedarán fuera las fichas honu (testimonios de haber ganado una ronda de juego). En reemplazo de dichos componentes (en términos físicos, pero no funcionales) analizo la posibilidad de incluir un dado de 6 caras para cada jugador, el cual no será utilizado para obtener valores aleatorios, sino como marcador de puntos para adquirir las fichas tonga, aunque esto debe aún pasar por un mayor análisis.

Una vez que haya probado todos estos cambios voy a publicar de modo abierto las reglas del juego y los componentes para quien quiera probarlo… o por si algún editor se entusiasma con la idea…

Saludos y hasta la próxima.

One thought on “Tiki-Tonga playtesting: 1er. Encuentro

  1. PARA QUE INVITAN!!!

    Jejejeje, suerte con el juego Tomas, como te dije antes, vas a tener que playtestear muchísimo antes de cerrar este juego que se nota que le estas poniendo mucha dedicación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s