HOLY ROADS, diario del peregrino, día 2

Sobre el tempo del juego y su secuencia, a petición del compañero Vilvoh, hice una descripción lo más acabada posible, la cual transcribo a continuación, para aquellos que siguen el progreso de este proyecto por aquí:

Un “turno de juego” corresponde a la ejecución de un “turno de jugador” de cada jugador (las partidas pueden ser de 2 a 4 jugadores), es decir, lo que normalmente llamamos “ronda”.

No obstante, en Holy Roads, una “ronda” corresponde a todos los “turnos de juego” posibles desde el “turno de apertura” (el “turno de juego” con que inicia cada “ronda”) hasta que ya no es posible realizar más “turnos de jugador”.

Sé que hasta ahí puede sonar un poco enredado, pero se explica fácilmente cuando se está en conocimiento del tempo de juego y de los recursos que lo definen…

El tempo del juego está marcado por 4 períodos, en los cuales se desarrollan 4 de las “rondas” ya descritas. Además de eso cada jugador posee 4 meeples con forma de monjes, cada uno de una orden religiosa distinta (benedictino/negro, cluniacense/naranja, císterciense/celeste y franciscano/marrón); esos meeples representan agentes o trabajadores que se juegan, uno en cada “turno de jugador”, sobre las 18 posibles casillas de abadías, las cuales permiten realizar ciertas acciones (son las casillas que describen dos filas paralelas en los costados largos del tablero). Además de eso, a cada jugador se le reparte una mano de 4 cartas de evento al principio de cada “período de juego”.

En cada “turno de jugador” del “turno de juego inicial” o “apertura”, los jugadores, en el orden convenido, juegan una de las cartas en su mano, resolviendo sus efectos de inmediato (ya sea jugada como “evento” o “campanas” y seguidamente uno de sus meeple-monjes (a elección) sobre una casilla de abadía no ocupada en esa “ronda”; una vez que cada jugador realizó su propia “apertura” (carta + monje) se procede con los “turnos de juego” normales, en los que del mismo modo, los jugadores se van alternando para jugar sus meeple-monjes restantes.

Cada vez que se juega un meeple-monje, éste activa las acciones asociadas a la casilla de abadía en que fue jugado, las que se resuelven inmediatamente. Estas acciones pueden ser de varios tipos, pero en resumen:

  • Pasar cubos de la bolsa a la torre de cubos (tránsito y generación de recursos).
  • Recoger algún tipo y cantidad de recursos de la parte baja de la torre de cubos (adquisición de recursos).
  • Convertir feligreses libres (cubos sin pintar) en feligreses propios (cubos del propio color).
  • Mover feligreses propios (sobre las ciudades y enclaves del tablero, a través de los caminos).
  • Adjudicarse una abadía libre (como edificio, no como casilla generadora de acciones).
  • Construir un monasterio o convento (edificios menores).
  • Construir dependencias productivas (viñas, molinos o scriptorium).
  • Comprar pan.
  • Y algunas otras como obtener el jugador inicial, hacer producir las viñas, molinos o scriptorium, mendigar, etc.

 

Además, para hacerlo más claro aún, me he currado los siguientes gráficos descriptores:

secuencia de ronda

Considerando que el jugador inicial (rojo) comienza desde la esquina superior izquierda y se continúa en la dirección de las flechas, esta sería la descripción gráfica de una ronda de juego. En los turnos de apertura se juega una carta más un monje; en los turnos siguientes sólo se juegan los monjes restantes.

Como el juego consta de 4 períodos y cada uno de ellos está formado por 4 rondas de juego, una partida completa sería más o menos así:

secuencia de juego

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s